viernes, 27 de marzo de 2009

Life on the road

Teniendo en cuenta que llevamos casi tres meses viviendo exclusivamente en el camión, a excepción de un día de hotel, creo que puedo empezar a hacer balance de lo que supone éste curioso modus vivendi.

El resumen sería, sorprendentemente cómodo. Quitando los primeros días de adaptación (como en cualquier mudanza), el reducido espacio se convierte en una acogedora cápsula vital.

Si bien es cierto que depende de la persona, hay una serie de factores que ayudan a que ésto sea posible.

Red Pete

Primero, y posiblemente el punto más importante, el auténtico puntal de la vida en las carreteras americanas. Los truck stop o parada de camioneros, no tienen ningún equivalente similar en tierras europeas (quitando alguno en cierta autopista alemana próximo a Offenburg), y ofrecen toda una serie de servicios que hacen posible nuestro nómada estilo de vida.

Dedicaré un post en breve a los truck stop, pero para el de hoy, me vale con apuntar que podemos cruzar unos veinte al día (dependiendo de la ruta), lo que facilita el acceso a cualquiera de ellos, y para tranquilidad de los que llevamos un vehículo de semejantes dimensiones, suelen contar con una media de 100 a 150 aparcamientos.

Cada día, cuando repostamos combustible tenemos derecho a una ducha (o pagando unos 8 o 10 dólares), y es donde encontramos una de las mayores diferencias con las áreas de servicio europeas.
Las duchas tienen acceso mediante un pequeño teclado numérico, y aparte del tamaño, similares a una pequeña habitación sin cama, están realmente limpias (mejor que algunos hoteles), y por norma general cuentan con buena presión y temperatura del agua.

Big sleeper

Las truck stop suelen tener servicio de lavandería. Por unos 10 - 12 dólares contando lavado y secado, puedes tener toda la ropa lista en más o menos una hora.

Aparte de ofrecer duchas, lavandería, conexión a internet (¡imprescindible!), pequeño supermercado (algunos tan baratos como los que encuentras en la ciudad), salones de descanso con proyector de películas... tienen el típico restaurante, del que hace bastantes semanas no hacemos uso, y que nos da pie para entrar en el tema gastronómico.

La carne en América, especialmente en el centro, es fantástica, pero después de unos cuantos menús a base de carne con patatas y distintas variaciones girando en torno a lo mismo, lo mejor que se puede hacer es cocinar por tu cuenta.
Tenemos nuestra nevera, microondas y un pequeño grill eléctrico dentro de la cabina, así que nuestra dieta se basa en ensaladas combinadas con algunos buenos quesos que encontramos por ahí, sandwiches "home style", tortillas de atún "especialidad de la casa", y fruta en cantidad.

Aparte de ésto, tenemos nuestro mapa particular de los mercados asiáticos que encontramos en nuestras rutas, y en los que solemos equiparnos con variado dim-sum, gyozas y distintos arroces.
Ya sé que rodar por una carretera americana comiendo xiao long bao no es muy auténtico que digamos, pero para gustos, colores ¿no?.

Colorado Springs

Ésto es lo que me entra en el cuerpo cuando encontramos buena comida asiática...

Tan pronto como entramos en el "corredor de los burritos", es decir, la franja que comprende los 100 kms. al norte de la frontera mexicana, solemos dedicarnos todo tipo de chimichangas, burritos, jalapeños rellenos y demás delicias, que tengan pinta de auténtica comida casera.

Dejando el tema gastronómico, pasamos al del espacio (que podéis ver en fotos aquí).
Siendo como somos los dos, no precisamente jugadores de baloncesto, la cama es más que suficiente (la litera superior la usamos de armario), y al contar con aire acondicionado y calefactor autónomo (aunque el pobre lo pasa mal a partir de -30ºC), descansamos y dormimos a pierna suelta.

En cuanto a las sensaciones personales, una de las cosas que más aprecio de ésta situación es vivir, como decía abatido el bueno de John Rambo en un arranque de inspiración: "día a día".
Nuestros planes no se proyectan mucho más allá de un periodo de 24h.

Una avería, un accidente, el tráfico, cambio de planes por parte del cliente o cualquier complicación meteorológica, hacen que te tomes las cosas de otra manera, con más calma.
Hoy sé hacia donde voy, ¿mañana?, ya se verá... pues eso mismo tendríamos que aplicar por norma en nuestras vidas cotidianas, en las que solemos vivir más en el futuro que en el presente, y que genera una presión que no nos deja afrontar el día a día con la energía que deberíamos.
Hay cientos de pequeñas cosas que disfrutar, y que ignoramos por culpa de la velocidad interior que solemos llevar.

En cuanto a vivir dos personas en seis metros cuadrados, pues hay días, como en cualquier otra situación.
Las mañanas las suelo pasar conduciendo mientras Inga duerme, y solemos tener nuestros momentos de "independencia" cuando uno está con el ordenador y el otro leyendo, o viceversa.
Procuramos andar todo lo que podemos en cuanto disfrutamos de unas horas de parón, así que en general es más llevadero de lo que pueda parecer a primera vista.

Lo mismo que se echan de menos ciertas costumbres de la vida en una casa, como esos domingos por la mañana de bajar a por el pan, y disfrutar plácidamente de la prensa en el sofá sabiendo que te espera una buena comida por delante, o las charlas con los colegas cualquier tarde, sé que cuando algún día deje la carretera, echaré de menos despertar, abrir las cortinas y ver la nieve en lo alto de las Rocosas mientras desayuno, ciertos paisajes, disfrutar de cada salida y puesta de sol, o esa sensación de saber que quedan tres mil kilómetros por delante mientras conduces por una solitaria carretera de Wyoming...
Supongo que todo tiene su momento en la vida, y éste desde luego, intentamos disfrutarlo todo lo que podemos.

Sin mucho más que añadir, y sentados bajo una copiosa nevada en Denver, Colorado, espero que éste post os sirva de referencia para entender lo que significa la vida "on the road".

¡Un abrazo enorme!

15 comentarios:

ROGER TRUCKER dijo...

Caray, y la nieve cae y cae y cae...
Aqui en Ottawa hoy ha ocurrido un fenomeno extrano, que hacia tiempo no se veia, y es que caia agua del cielo. Me parece que le llaman lluvia.
Bueno, yo ahora me siento un poco menos "TRUCKER", disfrutando de un descanso en casa. Es que me haces sentir mal, hombre. Con lo que echo de menos el "Far West"...
Bueno, no comas tanto, o te veo con un "trucker belly", eh!
Nos coincidimos,
RT

Sergio Bonachela dijo...

Gracias por el post y por acercarnos un poco a lo que es la vida de un trucker. Nunca me lo había planteado (quién lo iba a pensar!) pero desde que te sigo y leo como lo cuentas cada vez me doy más cuenta de que es una experiencia acojonante. Probablemente no para hacerlo toda una vida, pero si una temporada.

Si algún día me quedo sin curro y tu compañera de viaje no está me acoplo a un par de viajecitos de esos chulos contigo (no veas el morro que le echo no?). Me tienes que hacer hueco para la batería electrónica eso si. Así podemos dedicarnos a tocar música cuando pongas el piloto automático (por que con lo grande que es el camión ese, seguro que tiene piloto automático)

Que razón tienes con que muchas veces vivimos demasiado deprisa y no nos paramos a disfrutar de los pequeños detalles de la vida y con que muchas veces nos cegamos con el futuro, siempre mirando demasiado adelante para sacarle partido a lo que estamos viviendo plenamente.

Supongo que tiene mucho de humano, pero también la sociedad en la que crecemos y aprendemos nos imbuye ciertos valores y graba a fuego ciertas conductas desde que somos unos canijos sin que nos demos cuenta y hace que más creciditos renunciemos a la libertad y al libre albedrío sin haberlo siquiera llegado a disfrutar para saber el precio que realmente estamos pagando por pertenecer a lo que conocemos como sociedad de bienestar.

Un abrazo muy fuerte y ahora mismo te envío un correo para que me tengas fichado para la próxima vez que te dejes caer por aquí cerca por si te apetece que nos tomemos algo juntos.

Ignacio dijo...

Pues mira, me resuelves unas cuantas de las dudas que yo tenía!! :) Sobre todo con lo referente al acceso a Internet. Es increible lo bien preparado que está (no digo que en España y Europa no lo esté, pero es que desconozco por completo el tema).

Interesantísimo, la verdad.

Creo que la reflexión de vivir pensando en el futuro es bastante acertada, pero vivir el día a día sin pensar en más allá... es muy dificil!! :)

mickfly dijo...

We are also having a comfortable time living in the truck, with plenty of room and even cooking an Indian Curry in the crockpot!

Our new favourite place is Arizona...Aaaaawsome!

Drive safe, and, great pictures from Inga.

aorijia dijo...

Me parece muy bohemio y romántico... Y con las fotacas que hacéis, dan ganas de echarse a la carretera.

Marcoiris dijo...

muy guapa la entrada Javi!
La verdad es que esta claro que tienes que disfrutar este momento a tope, como creo que estáis haciendo. A veces leyendo tus aventuras a mi también me dan ganas de echarme a la carretera... pero se que tras esa cortina de belleza hay un duro y difícil trabajo. Lo que mas me gusta de leer vuestras aventuras es que me voy haciendo consciente de lo duro que es ese trabajo. De lo poco que conocemos de algunas cosas... En fin, gracias por abrirnos la puerta del camión un poco cada día.
pd. entre nosotros... Inga es la que lo pilota verdad? ;D

Anónimo dijo...

Gracias por el reportaje,te he escrito un mail,un abrazo fuerte!
Victor-Leeds

El Santy dijo...

Muy interesante entrada, la verdad en México los camioneros la pasan bastante peor, aquí no hay límite de horario de conducción, las paradas para camioneros son auténticos cuchitriles mas enfocados en que el camionero desahogue sus bajos instintos, consiga unos pericos (pastillas para no dormirse) o facturas de autopistas falsas para metérlas como buenas en la empresa

Jose dijo...

Bueno , bueno,bueno, ya seria hora que escribieses algo de como es la vida en la carretera, la verdad que no es nada nuevo para mi puues en esos pocos metros cuadrados se vive y algunas veces iba con la mujer y los hijos en las vacaciones d everanos en la escuela, es decir conco personas dentro.

Los hijos dormian de dia y nosotros (mi mujer y yo)desde las las diez hasta las cinco o seis d ela mañana mientras tanto ellos lo pasaban pipa en el truck stop. hay para divertirse y sin ningun problema, como dice Javi hay de todo de todos los truck stop que he visitado y son muchos el mejor (personalmente ) esta en Little America en WY. las duchas son de MARMOL y limpias como la patena, los T/A algunos que otros, depende de donde esten localizados , pero he sido cliente de los PETROS es el que mas me gusta por el ambiente que hay (personalmente)mejor que los Flyng J ... no se son diferentes y la sala de cine ... de madre independiente de todo.

Javi 20 años por la caretera son muchas millas al año, la ha merecido la pena , si tubiese que escoger otra vez un trabajo haria lo que he hacho hasta ahora..

Javi genial! Roger , que vamos hacer la vida d ecamionero es asi solitud , tiempo para pensar y sobre todo belleza ,un camion es una belleza convertida en amor, aun no me resisto a pensar que estoy "medio"jubilado del hwy .


Un saludo afectuoso a toda la peña

Joze

Javi dijo...

¿Lluvia?, ¿eso que es Roger?, creo que me hablaron una vez de ello, pero no me acuerdo bien, debe ser cosa de los Quebecoises... jejeje.
¡A ver si nos vemos en el Road King de una vez!
¡A cuidarse, compañero!

Sergio, ¿¡batería electrónica!?, ¡menuda podemos liar!, jajaja...
Lo del piloto automático, ¡pues claro!, cuando salgo del baño le silbo y viene, ¡es muy apaña´o!, por eso no te preocupes.
¡Gracias por el mail, nos vemos!

¡Qué me vas a contar, Ignacio!, si yo soy el primero, pero por eso va bien, como terapia de choque.
En Europa solo conseguíamos internet en los hoteles, las áreas de servicio no eran tan "modennas".

Thanks, Mick!. Arizona is... more than superawwwwwwwesome!!! Nice that you´re enjoying some southbound trips!
Drive safe, see you!

¡Gracias, Aorijia!, ¡que niña más guapa tienes!, ¡un abrazo!

¡Gracias a vosotros por acercaros, Marco!. Pues hay momentos claro, pero al final del día compensa.
Sí, de hecho, ella conduce, cocina, hace las fotos, y yo me dedico a escribir los textos, jajaja
¡Un abrazo!

Luego te escribo un mail y te cuento un poco cómo anda la cosa por aquí, Víctor. ¡Un saludo!

¡Joer, Santy, menudo panorama!, los camioneros que me encuentro de Mexico, cuentan algunas historias que son para escribir novela negra.
¡Cuídense!

Javi dijo...

¡Con toda la familia!, jajaja, ¡Joze, eres un crack!

Hay unas cuantas Pilot nuevas, que tienen las duchas de piedra, en plan diseño, una por ejemplo, que lleva un par de meses, a las afueras de Billings, MT.

Hay T/A que son un horror y otras que están muy bien, lo mismo con las Flying J, depende mucho del estado y de la situación.

¡Un saludo bien grande!

Anónimo dijo...

¨HOY SE HACIA DONDE VOY, MAÑANA YA SE VERA.¨ QUE BUENA FRASE,Y QUE SIGNIFICADO! WOW GRACIAS POR PONERLO MEN.

Clare dijo...

Hi you two,hope you are well. You are lucky that you have each other I think Gid is having a really hard time at the moment so, when you see him give him some big hugs from me,

Clare

P.S great reading and fab photos,

Urban dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada Javi. lo mejor es disfrutar al maximo con lo que tienes en ese momento. Ya te conte que yo tambien(sin ser camionero) me he pegado temporadas de meses sin rumbo fijo y viviendo en furgoneta, pick-up e incluso coche. Y sin tantas comodidades como comentas.
La adaptabilidad es lo mas importante, el no tener espacio para uno mismo puede llegar a ser muy cargante... cada persona es un mundo y no tod@s sirven para esa forma de vida, aunque sea solo temporal.
Me alegro que los dos esteis bien adaptados a esa forma de vivir.
Culquier peque~na accion sin importancia en un espacio amplio es mucho mas intensa en esos escasos metros cuadrados.

Ya me he mudado y a ver si encuentro la camara y le hago unas fotitos para que me deis el aprobado de mi nuevo hogar, jeje.
Un fuerte abrazo!!

Javi dijo...

Thanks, clare!
We met Gid last night, it was nice to be able to chat with him for a while.
I really gave him big hugs from you!!
See you soon!

¡Gracias, Urban!, a ver si posteas lo de la mudanza, y nosotros caemos por la isla prontito...
¡Un abrazo!