lunes, 9 de agosto de 2010

Get rhythm

El título de ésta entrada es un tema de Johnny Cash que me encanta, que viene a cuento por lo poco activo que tengo el blog últimamente, y por mi buen propósito de ir cogiendo ritmo y ponerlo al día.

low key self portrait

No es por no tener nada que contar, de hecho, puede que haya más cosas que contar que hace unos meses, pero escribir conlleva un proceso personal previo, y la mayoría de las cosas que pasan ahora mismo por mi cabeza están todavía colocándose en su estante correspondiente.
Casi todo son buenas noticias, cambios positivos, pero hay que situarlos primero, para darles salida después en su justo momento.

Sheffield paths

Junto con todo lo sucedido últimamente, se suma la visión como testigo principal de un accidente mortal a escasos metros de mis narices, siendo el primero en llegar al vehículo, y del que prefiero no dar demasiados detalles, pero que obviamente te deja tocado una temporada.

Lo que he sacado en claro de la situación, es que todos y cada uno de los que nos ponemos al volante deberíamos pasar un curso en condiciones de primeros auxilios, no una patraña de como hacer el boca a boca o apagar un fuego con un extintor, me refiero a uno en el que te expliquen como ayudar en caso de una colisión grave, porque no hay nada más jodido que no tener claro que hacer en un momento así, aparte de llamar a un teléfono de emergencia.
Poco se podía hacer, pero en caso de que así hubiese sido, no tengo muy claro que hubiese sabido tomar la iniciativa, y ésto hace que lleve un cabreo considerable conmigo mismo desde hace unos días.

Aparte, pues lo de siempre, que la vida es un regalo, que malgastamos demasiado tiempo en tonterías, y que cualquier día puede ser el último, y dejamos demasiadas cosas para mañana, especialmente las importantes, como esa conversación pendiente por vagueza con algún familiar o amigo, o esos pequeños sueños que dejamos para un futuro que sólo el soberbio ser humano es capaz de dar por garantizado.

En cuanto al día a día, me encuentro camino de Filadelfia y Nueva York, cruzando de nuevo EEUU y Canada de costa a costa, disfrutando de la comodidad de conducir en los largos y cálidos días del verano americano.

My new Steel Horse

¡Un abrazo enorme!

15 comentarios:

Marcoiris dijo...

Date tiempo Javi. Yo nunca me he visto metido en uno de esos accidentes, he visto alguno de pasada con bomberos y toda la pesca, pero nunca vi uno delante mio. Los cursos de reanimacion cardiopulmonar y primeros auxilios deberían ser obligatorios en la escuela, como algunas otras cosas a las que no se da importancia. Animo
Un abrazo!

Lunatrix dijo...

Estando en Senegal iba con un coche de la Cruz Roja con varios administrativos de la organización en una carretera mala, pero recta, donde todo el mundo va muy rápido. Durante la puesta de sol nos encontramos de bruces con un accidente con 8 muertos que, 4 horas más tarde (cuando llegó la "ambulancia" del pueblo más cercano, a 15 minutos) ya eran 12. Yo tampoco sabía que hacer, además siendo la única blanca del lugar, sin hablar wolof. Hacía mucho viento y me encargaron de cuidar de dos niñas que habían perdido a su padre y su hermano de 3 meses. La madre no se movía pero estaba viva. Durante 4 horas lo único que pude hacer fue limpiarles la cara de arena y asegurarme de que nadie hacía fotos de sus familiares muertos con el móvil (hay gente para todo). Al final la niña menor se murió en mis brazos camino del hospital. Es una de las experiencias más duras que he pasado, y aún hoy ... más de un año más tarde, me cuesta no enfadarme conmigo misma por no haber estado más preparada.

Como dices es cuestión de tener más recursos la próxima vez.

... Y en otro tono menos dramático ... a ver cuándo me mandas tu móvil que hablemos un rato!! :o)

Borja dijo...

Ante esa situación, por muchos cursos que hayas hecho, es muy difícil reaccionar adecuadamente. Mucha preparación, conocimientos, y sangre fría. Incluso los médicos de urgencias se quedan congelados ante ciertas situaciones.

Lo importante no es pensar qué podías haber hecho, sino hacer lo que estaba en tu mano en esa situación. Eso es lo importante, y es lo que debes tener en cuenta.

Que la experiencia vivida te haga más seguro y prudente al volante, aunque seguro que ya lo eras.

Borja dijo...

Por cierto, te han vuelto a dar un Cascadia. No te puedes quejar, qué bien te tratan...

micknetuk dijo...

Hey Javi,
Don't punish yourself, I'm sure you did what you could to help.
Drive safe.
Hugs.
Mick.

Ignacio dijo...

La vida son dos días... nos encargan de recordárnoslos todos los días y aún así no la disfrutamos a tope!!

Coge el aire y el impulso que necesites, estaremos impacientes por leerte! :)

Un abrazo!!!

victor dijo...

Hay...que jodido eso de ver accidentes en directo,lo mismo que a Marco(aunque lo de Lunatrix joder..parece de pelicula,vaya experiencia),tambien de pasada vi uno asi de chungo de camino a casa entre Valencia y Alicante,los cadaveres estaban cubiertos con sabanas blancas y los estaban metiendo ya en la ambulancia,jamas me olvidare de esa imagen,cuando ves algo asi se te queda marcado a fuego y lo primero que piensas es en que tu puedes ser el proximo,en dos segundos de distraccion el camion se te va de las manos y hala,adios muy buenas,siempre lo tengo en la cabeza,hace que este mas atento y tambien que valore el momento,cada minuto es un regalo y si no aprovechas estas perdido.Por cierto,donde fue?
Me alegro de verte aqui otra vez.

ROGER TRUCKER dijo...

Lo peor de los accidentes es la impotencia de no poder hacer nada. En esto coinciden los profesionales de emergencias. La ruta tiene su lado duro, y a veces te pega una bofetada de realismo de la que quedas resentido un temporada. Keep on trucking Javi!
Cheers,
RT

Juan Carlos dijo...

Borja tiene toda la razón, he trabajado unos años en una UVI del 061, en un caso así poco puedes hacer, incluso nosotros con todo el equipo y preparación.

Entiendo tu sensación de impotencia pero de poco sirve un cursillo de primeros auxilios, lo único que puedes hacer es llamar al servicio de urgencias, señalizar con triángulos y si es posible arropar a los heridos, mantenerlos en calor y darles apoyo emocional y todo eso no es poco, es mucho.

Animo fiera.

Jordibar dijo...

Muchos ánimos, espero que los estantes empiecen a estar como deseas.
Cuídate mucho!!!!

Un abrazo

Verónica dijo...

Lo primero de todo, Javi muchísimos ánimos!!!!
Entiendo perfectamente la situación por la que estás pasando, porque aunque en mi caso por suerte no ha habido muertos, hace dos semanas tuve un accidente de tráfico donde la escasa distancia de 10cm me salvaron la vida (yo estoy bien, solo han sido unos golpes y el gran susto de mi vida, todo te pasa por la cabeza en ese momento) y me han hecho estar reflexionando día sí y día también de la cantidad de cosas que aún me quedan por hacer y de que siempre me estoy quejando por algo, y eso es tiempo perdido. Vivir día a día y disfrutar de los amig@s, y ayudar a los demás en la medida de tus posibilidades.
Muchos ánimos y espero que tu búsqueda interior llegue a buen puerto.
;D

Borja dijo...

Cada día chequeo tu blog esperando un nuevo post.

Espero que todo te vaya bien.

Aorijia dijo...

Javitxu:

Tanto tiempo leyéndote en mis feeds y sin poder acceder (eso creía) a tu blog y dejarte un comentario...

Espero que pronto nos sorprendas con una nueva entrada en la que todo sean buenas noticias.

Ser testigo de situaciones vitales extremas siempre deja tocado y sólo el tiempo consigue ponerlas un poco en una parte de la memoria no tan accesible (debe ser un mecanismo de defensa). Las noches rumiando y reviviendo no las quita nadie.

Abrazos y suerte, y precaución siempre en la carretera.

Aorijia dijo...

¡Javitxu! Me he pasado por aquí, a ver si se cocía algo nuevo. Espero que el invierno te esté tratando bien.

Daniel dijo...

heyy javi como has estado? ya hace mucho tiempo sin saber nada de ti espero que la falta de tiempo sea porque tienes mucho trabajo que en estos tiempos se agradece, bueno de todas maneras aqui vamos a estar al pendiente de tu siguiente post, que estes muy bien.