domingo, 27 de enero de 2008

Let it snow, let it snow...

Antes de nada,como podéis comprobar, he introducido algunos cambios en el diseño del blog, !espero que os gusten!.

Aprovechando que hoy la temperatura nos daba un descansito, después de toda la semana rondando los -15º, -20º C grados, hemos salido (poco, todo hay que decirlo) a hacer un par de fotos y a disfrutar de una preciosa nevada, sin nada de viento, de esas que caen despacito y hacen que se te quede cara de bobo mirando como caen los copos.


Ésta es una foto que tenía pendiente.Como podéis apreciar a la derecha se ve nuestro bloque de casas,y es que lo siguiente que hay en nuestra calle es un concesionario de Kenworth,en el que tienen a la venta éste Peterbilt.Es una cosa de lo más normal,pero cuando estaba en España,era tan difícil ver un camión americano,que el hecho de tenerlos tan a mano,me llama poderosamente la atención.

What's uuuuup!



Ésta es una foto que he sacado de la manga de mi chaqueta con el macro. ¿Cómo pueden ser tan geométricamente perfectos los copos de nieve?, por cierto, ¡ojo al tamaño de los mismos!.

¡Feliz fin de semana a todos!


miércoles, 23 de enero de 2008

Immigration, why?

Hoy voy a ponerme en plan filosófico (lo siento), porque necesito escribir sobre algo que me ha venido a la cabeza ésta mañana, sobre las 5.30 am. para ser exacto, mientras andaba a -15ºC bajo una persistente tormenta de nieve. ¿Porqué emigramos?.

Primero, deberíamos excluir las dos razones principales que son fuerza mayor, como por ejemplo, el hecho de emigrar para sobrevivir, desde países donde la vida tiene menos valor que el precio de una bala, plagados de guerrillas autocomplacientes y dictadores megalómanos, ó simplemente porque las condiciones en el país de origen hacen un auténtico logro conseguir llevarse a la boca un puñado de arroz. Digamos que en éste caso la emigración no se elije, es un clavo ardiendo en una situación extrema.

El segundo caso sería por amor, éste tampoco deja muchas opciones, es decir, cuando se quiere a álguien, y para poder estar con esa persona hay que cambiar tu país por el de tu pareja, se le da menos vueltas al asunto que cuando uno decide si marcharse o no por apetencia personal.
Es curioso que éste sea realmente uno de los motivos más relevantes a la hora de cambiar de país, con todo lo que ello conlleva: trabajo, idioma, vínculos familiares... ¡hay que ver lo que hacen las hormonas!.

Pues bien, si descartamos éstas dos posibilidades, ¿qué es lo que mueve a una persona a desplazarse a miles de kilómetros de su cultura, alejado de su familia y amigos?.

Es curioso, porque los que llevamos unos años viviendo lejos de casa, sabemos que no hay ningún país perfecto, que siempre hay pros y contras, que tendemos a idealizar los lugares que no hemos visitado, y que la llegada por normal general es dura, y sin embargo lo hacemos, ¡extraño animal el ser humano!.

Incluso cuando se emigra en pro de un trabajo mejor, mejores condiciones económicas, etc... existe un periodo de reajuste, es decir, hay que llegar, ponerse al día con el idioma (en caso de hacer falta), pequeñas (¡o grandes!) batallas burocráticas con el sistema receptor, acondicionamiento al nuevo entorno, lo que se traduce en una especie de empeoramiento inicial en la calidad de vida del que se expone al cambio, pero aún sabiéndolo, nos embarcamos.

Parece como si precísamente ese "sufrimiento" fuese parte de los incentivos. ¿Cuántos de los que habéis pasado por esa fase una vez, habéis repetido al de un tiempo en un país distinto?. Masocas insaciables...
Supongo que el mismo impulso que ha movido todo tipo de culturas desde hace miles de años, haciéndonos establecer en los más recónditos lugares del planeta, como los Polinesios, que teniendo abundante comida, buen clima, maravilloso entorno, abandonaron todo y se dedicaron a descubrir casi todo el Pacífico con sus primitivos barcos hace unos cuantos miles de años.
Ese mismo impulso persiste hoy dentro de nosotros de manera natural, como un instinto que frenamos con nuestra rutina, obligaciones sociales, etc... pero que reporta increíbles momentos, y amplia tu propia perspectiva del mundo, enriqueciendo de manera notable el más importante de nuestros objetivos en el corto periodo de tiempo que existimos: vivir.

sábado, 19 de enero de 2008

Compañías telefónicas

No puedo pasar sin escribir un post sobre algo que me ha sorprendido muy gratamente, el servicio de atención al cliente de una empresa telefónica (ROGERS), que te escucha, entiende y actúa de inmediato, como digo, inaudito.

Cuando llegué a Canadá, instalé el casa un pack que incluía el teléfono fijo, la televisión por cable, e internet.
Junto con éste pack, añadí una opción que me pemitía por 24 dólares mensuales, llamar a cualquier país de Europa, sin límites, tanto a móviles como a fijos.

Pues bien, al llegarme la primera factura, observo que las llamadas que había realizado a los fijos eran, efectivamente, sin coste, pero... las llamadas a móviles me habían salido por 0,39 dólares por minuto.
Sinceramente me imaginaba algo así, pero en cualquier caso, no es lo que me habían dicho en la tienda, así que llamé a atención al cliente para comentarles el caso.

Les expliqué lo sucedido, y tras comprobar el importe de las llamadas que había realizado, me descontaron todas las llamadas que había hecho a móviles en España, por una cuantía superior a 60 dólares. "Obviamente, a partir de ahora que conoce el coste real, no podremos volverle a descontar éstas llamadas en próximas ocasiones" me dijeron.
Si intento imaginarme una situación parecida con una compañía española, me entra dolor de cabeza, y para muestra,un botón:

En 1.999 cuando conseguí mi primer móvil con contrato, elegí la opción "tarde", para poder realizar llamadas más baratas por la tarde y los fines de semana.
Después de aproximadamente 1 año y medio, con una facturación similar, de repente, un mes recibí una factura con un importe de más del doble de lo que solía pagar.

Tras comprobar las llamadas que había hecho, observé, que por arte de magia, las llamadas en horario de tarde eran más caras que las que había hecho por la mañana, así que me puse en contacto con atención al cliente.

Su respuesta hizo historia en los timos más inverosímiles jamás perpetrados por una compañía telefónica.
Por lo visto, los inteligentes directivos de la empresa,habían decidido mandar una serie de cartas a los usuarios informando de un cambio de horario en las tarifas, que en el caso de no ser del agrado del cliente, debían ser devueltas con la negativa a tal "oferta". En el caso de no devolver dicha carta, se procedía al cambio de tarifa que a ellos le venía en gana.
Por aquel entonces, yo vivía a caballo entre Bilbao y Madrid, y ni ví, ni creo que recibí ninguna carta al respecto, por lo que el cambio de facturación en mi caso fué totalmente en contra de mi voluntad.
Por supuesto, no les pagué aquel importe, ni lo haré, de hecho, prescribió hace algún tiempo, pero no quiero ni pensar cuánta gente se vió involucrada en mi misma situación, e incluso, cuántos ni se dieron cuenta de ello.

Así que comparando el trato y servicio recibidos a ambos lados del Atlántico por una compañia telefónica, por ahora, Canadá gana por goleada.

En todos los lugares cuecen habas... pero en unos las cocinan mejor que en otros.

miércoles, 9 de enero de 2008

"¿Duele la nariz, Hawk?"

Ayer empezé las prácticas para el test en carretera del carné de camión. Como os podéis imaginar, después de tanto tiempo soñando con conducir un monstruo americano de los que llevan aquí, pues me hizo bastante ilusión conducir unas 3 horas un enorme Mack por las inmediaciones de la escuela.

Sabía de antemano que la situación me iba a recordar a Stallone enseñándole a su hijo a llevar el camión en "Yo, el Halcón" (cuyo título original era "Over The Top", ¡¡vivan los traductores creativos!!). Aquella película del 86 para los amantes de los camiones, "rednecks"... con una cierta dosis sentimentaloide.
Pero os juro que al ver que el camión era un Mack, me entraron ganas de ponerme la gorra de "baseball" hacia atrás y retar a un pulso al mi propio instructor, jejeje.

El tener que usar doble-embrague (pisar levemente el embrague, poner punto muerto, levantar y pisar el embrague de nuevo, para finalmente poner la marcha deseada y quitar el embrague), no es lo más cómodo del mundo cuando no estás acostumbrado, pero al cabo de un rato aquello empezaba a sonar mejor y llegué a disfrutar como un enano moviendo semejante bicho con su correspondiente trailer.

Así que a partir de las doce del mediodía (que es la hora a la que suelo empezar), ¡AVISO a todos los ciudadanos de Ontario, mejor que dejéis a las mascotas, abuelas, niños, suegras... en casa, porque ando suelto por ahí con un 18 ruedas!.

Por lo demás, gozamos de una temperatura primaveral (unos 12 grados, que después de las tormentas de nieve y hielo, saben a gloria). Se ha derretido la nieve, y haciendo balance ahora que hace algo más de un mes que vinimos, puedo decir que estamos realmente a gusto en Canadá.

martes, 1 de enero de 2008

Bajo la nieve


Así es como hemos amanecido el primer día del año. Como si hubiesen tirado 30.000.000 de litros de nata montada sobre el barrio (es que soy muy de Bilbao, que se le va a hacer...

New Year's Bash 2008(Toronto)

HAPPY NEW YEAR!

Para celebrar la entrada del 2008, nos hemos ido a la fiesta organizada por CityTv en la plaza Nathan Philips, enToronto.


El escenario estaba montado enfrente del City Hall de Toronto, que curiosamente apareció en una de las entregas de Star Trek, supongo que por su peculiar diseño.

Lo cierto es que hacía bastante frío, y además justo antes del cambio de año empezó una tormenta de nieve que no nos abandonará hasta mañana a mediodía, pero bueno, siempre da vidilla eso de celebrar las cosas en multitud, así que al mal tiempo buena cara, que decía aquel.

La CN Tower iluminada para la ocasión

A eso de las 21.00 pm. empezaron las actuaciones musicales a cargo de varias bandas locales,(Carried Away, The Midway State, Skye Sweetnam, and Grand:PM...) junto con los más o menos famosos Plain White T´s y el reparto del musical "We Will Rock You", que cantaron un par de canciones.
Personalmente los que más me gustaron fueron los jovencísimos "The Midway State", con una onda muy Coldplay, y un directo bastante potente, éstos chavales prometen...

Después vino la cuenta atrás, bajo una intensa nevada y los siempre agradecidos fuegos artificiales de año nuevo.


Como no podía ser de otra forma y más siendo una fiesta no-alcohólica declarada, la gente se portó genial, con abrazos, muchos "Happy new year!", etc... entre todos los que teníamos alrededor, quedando todo bastante recogido después de la fiesta (quitando unos cuantos vasos de Tim Horton´s,jeje), y sin el pestazo a alcohol y otras "cosas" que suele acompañar éste tipo de eventos.
Así que nos volvimos para casa la mar de contentos después de celebrar el comienzo de año con nuestros "vecinos" Torontianos.

Después hemos tenido que recorrer los 100 kms. que separan Toronto de nuestra casa a unos 50 km/h., debido a la persistente tormenta de nieve que nos ha acompañado.

Aspecto que tenía la autopista de Toronto a Kitchener, ¡y en la foto os juro que parece menos!

Ésto es empezar el año con una nevada en condiciones...

Espero que hayais empezado todos el año con el pie derecho, y que hayáis disfrutado de las fiestas.

Un abrazo para todos con los que no he podido compartir éstas fechas,aunque ya sabéis, ¡¡que me acuerdo de todos!!